Pre-resumen ¡Que informen ellos!

Publicado: 01/02/2011 en Apuntes

Entrada obsoleta. Para acceder al resumen completo, pulsa aquí.

 

A ver… Ya me lo he leído, me faltan por pasar unas 60 páginas para acabarlo y subirlo en PDF, la movida es que no me apetece y me voy pa cama. De momento os dejo esto, por si alguno quiere ir adelantando, pero mañana lo subiré como dios manda.  Me merezco un monumento por esto, que lo sepáis.

Aviso: esto es de 1999, por lo que hay información bastante desfasada. No es mi culpa 😉

***

Resumen

¡Que informen ellos!

Juan José Fernández Sanz

3ª Edición (2001)

Edición original: 1999

Introducción

1. El por qué del título

El título está claramente influenciado por Unamuno, quien utilizó tanto el “¿Qué ellos inventan cosas? ¡Invéntenlas!” como el “¡Que inventen ellos!”. Entendiendo por “ellos” a los extranjeros y por “nosotros” a los españoles. El autor se declara europeista, partidario de arreglar las cosas desde el interior de España pero aprendiendo de los países europeos, que hoy en día nos inundan con sus revistas sin recíproca partida. Excepto en la radio, la mayoría de medios de comunicación son en la actualidad propiedad de empresas extranjeras o títulos extranjeros (Bravo, National Geographic, Car&Driver…). Siendo conscientes del problema, podría invertirse esta tendencia y equilibrar las publicaciones foráneas del mercado español con las publicaciones autóctonas que se envían al exterior: grupos de comunicación españoles capaces de jugar con éxito en el sistema de comunicación mundial.

2. Dos posibles lecturas

Este libro trata de la penetración de los grandes grupos de comunicación, esencialmente europeos, en el sector de la comunicación de España, el análisis se enmarca por el proceso de internacionalización vivido por el conjunto de la economía española desde su adhesión a la UE, mientras se hace alguna alusión previa al retraso histórico y a sus posibles causas.

3. Sobre las fuentes de trabajo

Utilización para este libro de fuentes hemerográficas muy recientes, podría decirse “efímeras”: revistas especializadas, diarios generalistas españoles y franceses, estadísticas de la OJD y el EGM, Guía de Medios, Internet…

I. REVERSO Y ANVERSO DE LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

1. El retraso histórico y sus pretendidas causas

1.1 El pasado inmediato

Podríamos simplificar el atraso de España a las dos décadas de autarquía del primer franquismo, a las dos décadas posteriores de desarrollismo interno, feroz y desequilibrado en el que las multinacionales hacían una entrada selectiva en nuestro país buscando un mercado amplio y seguro y mano de obra dócil y barata. Podríamos fijarnos en los desconcertantes primero años de democracia, y como remate, los años de la “cultura del pelotazo” (dinero fácil y especulación). Y es que, con el evidente deterioro de la idea de España y de la solidaridad entre sus tierras y gentes (nacionalismos y poca solidaridad entre autonomías), estamos desperdiciando una ocasión histórica de caminar juntos en la misma dirección.

1.2 Y el más lejano

O quizá remontarnos a la Guerra Civil o el periodo anterior a la II República, incluso al largo periodo de Restauración (proteccionismo frente al exterior en el que España no es capaz de seguir la segunda fase de la Revolución Industrial y, mientras la Europa imperialista domina el mundo, nosotros perdemos nuestras últimas colonias. No parece que hayamos escalado peldaños desde entonces. Podemos incluso recordar el fracaso de una desamortización que, en vez de distribuir las tierras entre pequeños propietarios, enriquece aún más a nobles y burgueses, privatizando y vendiendo ricos terrenos comunales, demostrando la ineficacia y corrupción en tiempos de Carlos IV. O siglo y medio antes, cuando España era la primera potencia mundial y el oro americano se perdía en guerras por centroeuropa.

1.3 Que inventen/vendan ellos

Unos botones de muestra del atraso científico y el aislacionismo, así como del no relevante interés económico y comercial que se consolidan entrada la Edad Moderna y que llegan hasta hoy. España ha aportado poco al patrimonio científico occidental. Santiago Ramón y Cajal , al filo del sigo XX, nos anima a “aumentar el caudal de ideas españolas circulante por el mundo”, mientra Unamuno se descuelga con eso de que “¡Que inventen ellos!. Son muchas las figuras y descubrimientos españoles que hemos olvidado: sin duda, tanto en los albores como en la entrada de la Edad Moderna, la cartografía, el arte de la navegación, el arte de la guerra y la clasificación botánica deben mucho a la aportación española, así como más recientemente, los sectores del transporte y la navegación. Por poner un ejemplo, mientra Francia y Alemania hacían estatuas, tras haber reconocido los méritos y apoyado las investigaciones de Pasteur y Koch respectivamente, Jaime Ferrán descubría en España la vacuna contra el cólera, no reconocida en su tiempo ni por la ciencia médica española ni por la internacional.

La persistencia del analfabetismo hasta hace contadas décadas también debe contar, así como hoy resulta sintomática la escasa difusión del libro entre grandes capas de población. Como se lamentó Manuel Azaña: “La mejor manera de guardar un secreto en España es escribirlo en un libro”. Tampoco olvidemos nuestra escasa capacidad de vender al exterior. Según las Estadísticas Generales de Comercio Exterior de España, en siglo y medio solo hemos alcanzado un resultado positivo cuando durante la I Guerra Mundial conseguimos vender a los dos bandos.

1.4 Cuestión de raíces y genes o ganado a pulso

¿Nos lo hemos ganado o lo hemos venido mereciendo? Ramón Menéndez Pidal precisa que “se trata de aptitudes y hábitos históricos que pueden y habrán de variar con el cambio de sus fundamentos”. Américo Castro, por su parte, afirma que para él, los tres ingredientes esenciales que constituyen el talante español, son el componente cristiano, el mudéjar (artesanos muchos de ellos) y el judío (comercio y dinero), y parece que los dos últimos llevan siglos dormidos. Tamanes hace alusión al retraso de nuestra industrialización, nuestra carencia de espíritu de empresa durante la Edad Moderna, el estado atrasado de la técnica, existencia de recursos energéticos y productivos desiguales (buenas minas, mal carbón…) y un nivel insuficiente de demanda.

1.5 Cambiando el chip (que dicen mis alumnos)

En los umbrales del s.XXI se nos ofrecen mejores perspectivas. Con la democracia a las espaldas desde 1978 y 13 años de pertenencia a la UE, no podría emularse el despegue de la economía española en tiempos de los Reyes Católicos, mediante la mayor confianza en nosotros mismos mientras nos liberamos de la picaresca y la chapuza, recobrásemos el espíritu de trabajo y la ilusión de pertenecer a un gran país, mirando a Europa como un lugar en el que los españoles tenemos mucho que decir?

2. ¿Entramos en Europa o Europa entra en España?: el reverso de la internacionalización y alguna tímida respuesta

2.1 La larga espera

Tras la solicitud presentada a la comunidad europea para entrar a formar parte de ella por el gobierno de Adolfo Suárez en 1977, aun faltaba una larga década, en la que la economía española crecería (por los buenos acuerdos para exportar a Europa, que permite aumentar las exportaciones un 110%, entre otras razones) y la democracia parlamentaria se asentaría. Tal y como dijo el ministro de exteriores Fernández Ordoñez “¡Qué frío hace fuera de Europa!”, porque entrar a formar parte de la CEE se convirtió en nuestra meta.

2.2 Unas negociaciones más que duras

La entrada de España en la comunidad Europea ha sido la más dura hasta el momento. Por un lado porque la aceptación de España implicaba también la de Portugal, lo que retrasaba el proceso, y por otro lado porque Francia ralentizaba el proceso debido a que los productos agrícolas mediterráneos españoles le harían competencia directa a los suyos. Mientras, Italia apoyaba la inclusión de España en la CEE, esperando poder crear una alianza mediterránea, a pesar de que en cuanto a competencia salía más perjudicado que Francia. Finalmente, España entró en el periodo de transición a la CEE que duró para algunos productos 7 años, para otros 10. Tiempos en los que los aranceles sobre los cítricos valencianos y murcianos tenían aranceles más altos que los del Magreb o Israel, ya que así mientras Francia minimizaba competencias, se ganaba el favor de sus antiguas colonias.

2.3 Ya estamos en Europa

España se afilia a las comunidades europeas en 1985, y esto entra en vigencia al año siguiente. El primer movimiento del resto de países europeos fue elevar sus exportaciones hacia España, especialmente Alemania, aunque Bélgica e Italia, entre otros, tampoco se quedaban atrás. España entra en un mal periodo económico, capeando el temporal de la mejor manera posible: mediante el turismo. Los aspectos que condicionan este panorama son tres: fenómeno de desviación del comercio (España compra a Europa productos que antes provenían de otros sitios y viceversa), las empresas españolas comienzan a equiparse a marchas forzadas para equipararse a las europeas y ser competitivas en un futuro, y las filiales en España de las multinacionales europeas permiten comprar en el territorio productos que anteriormente había que importar.

2.4 Al asalto de España

A parte de la pérdida de cobertura en el comercio exterior, son muchas las empresas españolas que a finales de los 80s y principios de los 90s caen en manos extrajeras. Dijo Ricard Fornesca “Soy muy favorable a la inversión extrajera significativa. Soy partidario de ella si se mantiene el control de la sociedad bajo titularidad nacional”. La industria agroalimentaria es la que sufre el mayor impacto, las multinacionales Nestlé (Suiza), Unilever (Reino Unido) y BSN (Francia) se reparten la mayor parte del pastel. El capital franco-holandés copa 5 de los 8 primeros grupos de distribución alimentaria y general en España. Por ejemplo, de las 5 cervezas que consiguen el 90% de la cuotas de mercado español, solo la catalana Damm sigue en manos españolas, lo mismo pasa con el aceite, el agua mineral, productos cárnicos, piensos compuestos… Además, las grandes multinacionales de distribución como Auchan (Alcampo) y Carrefour (Pryca) remplazan el comercio autóctono, por lo general minorista. Cabe destacar los grupos españoles Eroski (expandiéndose por el sur de Francia) y la filial de El Corte Inglés Hipercor (que abrirá su primer centro fuera de España en Lisboa).

Tras ver la sucesión de acontecimientos, algunos grupos españoles se ponen las pilas, por ejemplo, los chorizos Revilla, que causaron pérdidas a Unilever, fueron recuperados por la toledana Navidul que ha sabido sacarles partido.

2.5 La presión se desacelera

La entrada masiva se desacelera a principios de los 90s, en parte por la recesión económica, en parte porque los bocados más jugosos ya habían sido repartidos. Hasta 1998, España sufre una imparable tendencia de mejora en cuanto a las exportaciones, en el que ha influido el ciclo expansivo de la economía mundial y las devaluaciones de mediados de los 90s que mejoraron la competitividad española. Recordando también a los empresarios españoles que han sabido salir con fuerza hacia el exterior.

2.6 El que copia de tres: investigador

Agustín Sauras Alcaide: “En este país cuando se copia de uno se denomina plagio, cuando se copia de dos se es un copión, pero cuando se copia de tres ya se es un poco investigador”.

Para que la proyección exterior española se afiance, es necesaria una respuesta competitiva en cada momento, una organización seria, un hacerse a la mentalidad del otro, con capacidad de captar las nuevas demandas y de adaptarse a ellas con la flexibilidad requerida y un I+D para abrir caminos y afrontar retos. De esto son responsables las empresas privadas, pero el sector público español debe de centrarse en la educación, mejorando el conocimiento de los idiomas y las culturas extranjeros. Es posible que desde el 92 (Olimpiadas y Expo), España haya empezado a estar un poco de moda en el mundo, y esa imagen positiva ha de ser conservada, mejorada y aprovechada.

2.7 La respuesta se activa, pero no en el sector de la comunicación

La respuesta se activa, en primer lugar hacia Iberoamérica. Como publicó el parisino Le Figaro: “España a la reconquista de las Américas”. La inversión española en el exterior se multiplica por 29 entre 1986 y 1997, y hay que reconocer a Telefónica su puesto como pionera en la inversión exterior. La inversión exterior, sin embargo, no significa mayor tráfico de productos con los países en los que se ha invertido: España sigue exportando más a Portugal que a toda Latinoamérica. En Portugal comenzamos a fijarnos desde nuestra anexión a la CEE, y hoy en día ya hay mas de 3000 empresas españolas en el país vecino. El sector alimentario ha salido con fuerza al exterior, exportando no solo a la UE, si no también a China, EEUU, Japón… Al igual que otros sectores, como el de la moda o el de la construcción.

Los medios españoles, salvo honrosas excepciones, tales como la de ¡Hola! O el Grupo Correo, han permanecido impasibles, sin extenderse fuera de nuestras fronteras, mientras que la compra de grandes medios de comunicación españoles han seguido siendo comprados por multinacionales extrajeras.

II. TRAYECTORIA Y PRESENCIA DE LOS GRANDES GRUPOS MULTIMEDIA INTERNACIONALES EN EL SECTOR ESPAÑOL DE LA COMUNICACIÓN

Los grupos de comunicación españoles van cayendo sin cesar en manos de grandes grupos extranjeros Podemos decir que es cosa de la globalización, pero lo preocupante es que no haya existido una contrapartida a la inversa: algún grupo de comunicaciones español que se haya apoderados de medios extranjeros a gran escala. Mientras que en otros países, los gobiernos mantenían en propiedad algunos medios de comunicación, en nuestro país hasta 1939 el sector de la prensa y las revistas estaban en manos privadas nacionales. Entre 1936 y 1975 el franquismo impera en el sector de la comunicación, aplicando sobre él un excesivo proteccionismo. Mientras que para el resto de sectores, hay una apertura hacia la inversión extranjera, en el mundo de las comunicaciones esta apertura no se permite hasta 1984, cuando se deroga la Ley Fraga de 1966. El sector de la comunicación español es entonces heredero de la falta en libertad en el interior y la autarquía hacia el exterior, es muy diferente del periodismo europeo, ya que está volcado hacia el interior y le falta dimensión empresarial, lo que los convierte en presas fáciles para las dinámicas multinacionales acostumbradas a mercados más competitivos. Esa es una de las razones por la que el impacto en el sector de las comunicaciones haya sido superior a cualquier otro. A partir de 1986, con la incorporación en España del principio de “libre establecimiento” llegan infinidad de inversiones extranjeras a la prensa española. Los sectores de la radio y la televisión todavía requerirán autorización específica para aceptar capital extranjero y cuando en 1989 se liberalizan para dar paso a la televisión privada, la ley solo permite a cada propietario o grupo tener como máximo el 25% de un canal, que se ampliará al 49% en 1998, en el momento en el que Francia, que lo había elevado a la misma tasa cuatro años antes, se planteaba volver a bajarlo al 25%.

3. Franceses y alemanes por igual: tanto monta, monta tanto

3.1 El duelo germano-francés: Bertelsmann/Hachette-Filipacchi y su lucha por el liderazgo

Alemania y Francia son los países con los que España mantiene una mayor relación comercial, y ellos los que más regularmente invierten aquí. Ambos tienen grandes grupos de comunicación, que sufren en los 80s resultados muy positivos que provocan una expansión internacional hasta entonces nunca vista. En 1988 Hachette adquiere el séptimo grupo de prensa de EEUU, además de una editorial y una distribuidora mientras lanza la revista ELLE tanto en EEUU como en Gran Bretaña. Para hacerle la competencia, Bertelsmann compra la RCA y la editorial Doubleday. A ambos grupos les interesa controlar la prensa de las principales áreas idiomáticas, por eso mismo han peleado por el mercado español, ya que nuestra lengua les abre el mercado hacia Latinoamérica.

Bertelsmann es la primera en poner los ojos en España tras la II Guerra Mundial, cuando en un encuentro en 1962 con el editor catalán José Esteve Vergara decide construir junto a Reinhard Monh (bisnieto del fundador de Bertelsmann y por entonces propietario de la misma) el primer club de lectores en el extranjero: el Círculo de Lectores que aún perdura. Para esquivar la legislación restrictiva en 1976, Bertelsmann utiliza a su filial, que utiliza para editar periódicos y revistas, Grüner und Jahr (G+J) para que lance en España, por medio de la Editorial Orbe, revistas como Dunia, Geo y Muy Interesante, esta última pionera de las revistas españolas de divulgación científica para el gran público que tuvo una gran acogida desde su lanzamiento en 1981. Cuando la legislación lo permitió, Bertelsmann absorbió a Orbe, a quien había utilizado como caballo de Troya para entrar en el mercado español. En los años de la entrada de nuestro país en la Unión Europea este grupo se convierte en el líder mundial de comunicaciones que continua hasta nuestros días. Ha ampliado sus propiedades en nuestro país (Plaza & Janés, Galaxia Gutemberg…) mientras se lanzaba a por el mercado latinoamericano, y justo un mes más tarde, compraba el primer grupo editorial norteamericano: Random House. Con una importante penetración en el mercado de las publicaciones periódicas generales en España (aunque no comparable a Hachette), Bertelsmann publica en España a través de G+J nueve revistas entre las que se encuentran Cosmopolitan, Marie Claire (franquiciadas), Muy Interesante, Mía, Geo, Ser Padres… Bertelsmann ha llegado también a las imprentas, con tan buenas instalaciones que otros grupos como PRISA y Grupo Zeta editan sus publicaciones en ellas. Se ha metido en el mundo de la música con BMG-Entertaiment, y también en el de las agencias publicitarias.

La francesa Hachette-Filipacchi (HF)1 adquiere Salvat en 1988, mientras que entra en EEUU adquiriendo Diamandis y Grolier, y coincidiendo con una amplia diversificación de sus actividades en Francia. Aunque con Salvat no ha tenido la evolución esperada, aunque si buena, en lo relativo a las revistas ha tenido un gran éxito en España, más que cualquier otra multinacional. Primero comprando revistas españolas líderes y ya asentadas (Fotogramas, Diez Minutos…), exportando a España diversos títulos de éxito internacional (Elle, Ragazza…) y aventurándose en parcelas no lo suficientemente cubiertas (Qué Leer, Car&Driver…). En la actualidad con 17 títulos que la sitúan como la que mayores ventas alcanza en España. Aunque no todo han sido éxitos para HF en nuestro suelo (Celebridades, Noticias del Mundo…), con el lanzamiento de Quo, competidora directa de la Muy Interesante de Bertelsmann, consiguió un éxito apoteósico llegando a vender un millón de ejemplares del primer número tras una inversión de 1500 millones de pesetas. En otros títulos, sin embargo, ha utilizado menores inversiones en lanzamientos, presentando revistas de estilo desenfadado tanto en texto como imagen, como la revista Hablan, que debió su éxito inicial a la portada en la que salía un exuberante Ivonne Reyes. Pero HF no se a limitado al mundo de las revistas: crea en España la distribuidora Sociedad General Española de Librerías, a la que poco después incorpora MIDESA, disponiendo así de las principales distribuidoras del país. Establece Interdeco (para marketing publicitario) y además de comprar Gráficas Espejo, levanta junto a Donelly & Sons (a quien poco después comprará su parte) la imprenta de huecograbado más moderna de Europa: Heliocolor en Cabanillas del Campo (Guadalajara). A parte de muchos otros logros, quizás el más vistoso sea que, junto a su socio Matra, ha creado los satélites de comunicaciones españoles (Hispasat). Su actividad incluye libros, revistas, editoriales, actividades de impresión, distribución, marketing publicitario, proveedores de acceso a internet…

Con este panorama, en España solo seis de las treinta revistas más vendidas son genuinamente nacionales: ¡Hola!, Pronto, Super Pop, Cosas de Casa, El Mueble e Interviú.

3.2 Otros intentos franco-alemanes por hacerse un hueco: Springer, Bauer, Burda, Motorpress, Hersant, Bayard Presse…

Intentando seguir el camino de Bertelsmann y HF, no han conseguido el mismo éxito aunque si hacerse con un trozo del pastel (en su mayoría). Hay que tener en cuenta que España es considerada por estos grupos mediáticos como la puerta para empezar y/o consolidar su andadura por Latinoamérica, por lo que están muy interesados. Normalmente, intentan competir contra las multinacionales de su propio país.

3.3 Havas o la ventaja francesa en la prensa médica así como en la edición de libros de texto y educativos en general

Hay que tener en cuenta que el sector médico es el sector científico-profesional con mayor número de revistas, y su importancia influye no solo en su número de ventas (modesto si lo comparamos con otras dedicadas para el gran público), si no por la relevancia que la información que estas revistas transmite tiene en el sector médico-farmacéutico. En España siempre ha habido revistas de este tipo, sin embargo con los avances tecnológicos, cuando el sector de las comunicaciones español se abrió a Europa, hacerlas era costoso: para escribir artículos sobre nueva maquinaria, nuevos fármacos, estudios y demás, era necesario invertir una gran cantidad de dinero que los grupos españoles no tenían, por lo que estas revistas solían ser de corta duración. En ese mismo momento, las farmacéuticas y los vendedores de maquinaria médica, descubrieron que para ellos era más rentable la publicidad mediante seminarios y viajantes médicos que mediante este tipo de revistas, por lo que la cantidad de ingresos por publicidad se redujo. En este contexto entra en el juego Havas.

Integrado en Havas Publication Editions, el grupo editorial Masson se establece en España en 1988 al adquirir la Editorial Garsi, especializada en prensa médica para España y Latinoamérica, con 43 publicaciones periódicas que abarcan todas las especialidades médicas, disponiendo de hasta tres para algunas especialidades (Psiquiatría, Obstetricia…). Actualmente, todas ellas están disponibles en internet, y de vez en cuando aparecen recopilaciones en CD-ROM. Masson compra, al 50% con Bertelsmann, Ediciones Doyma, ese mismo año, con lo que ya controla las dos principales editoriales de prensa médica españolas, mientras que Puntex, la tercera, es adquirida por el grupo holandés Wolters Kluwer.

En cuanto a los libros de texto, compra la Editorial Anaya, que junto con Santillana se haya a la cabeza de las ventas de libros de texto en nuestro país. Así Havas se convierte en el primer conglomerado editor de libros del continente y líder distanciado en lo que respecta a libros de texto y ediciones educativas. Pero estos no son los únicos sectores en los que Havas está presente en España, entre otros, cabe destacar su porcentaje de Canal+ y Canal Satélite Digital.

3.4 También los suizos Edipresse

Este es el principal editor suizo en lengua francesa, y se lleva el 25% de las ganancias que se producen en nuestro país en el sector de la comunicación, mucho más que cualquier otro grupo de comunicación. Su táctica ha sido la de los estudiados, certeros y oportunos golpes. En resumen, 23 publicaciones en total, situándose en primer lugar entre los grupos europeos por nivel de títulos (no de ganancias ni de número de lectores, eso lo tiene HF). Tiene cuatro revistas en el ranking de las revistas de mayor tirada en España (Lecturas, Clara, Semana y Labores del Hogar), ocupando el segundo puesto tras HF.

4. Y Europeos de todos los países

4.1 Italianos que no quieren quedarse atrás: Rizzoli-Corriere della Sera y Mondadori como destacados

La entrada de los grupos italianos en el mercado español de la comunicación ha estado condicionado por la situación de su país, por lo que no ha cristalizado como cabría esperar en un principio. Rizzioli-Corriere de la Sera (CDS) es el único que ha conseguido tener una participación relevante, cuando en 1991 compra el 45% de Unidad Editorial, editora de El Mundo. Este grupo, vinculado a la entidad de crédito milanesa Mediobanca como a la FIAT es el grupo italiano de mayor y más activa presencia. A España llega en 1988, cuando el Istituto Financiero Italiano adquiere el 75% Orbis, una editorial joven pero afianzada, con presencia importante en bibliotecas temáticas para kioskos y enciclopedias. Posteriormente compra a HF el 75% que tenía en Ediciones Universales SA. Una vez consolidado El Mundo, lanza varias revistas con poca relevancia: Newton, La Aventura de la historia, Siete Lenguas, Descubrir, Megatrix. Entra en la televisión digital cuando El Mundo compra acciones de Vía Digital, y entonces edita la revista del mismo nombre. Ha tenido una participación discreta en la televisión y radio española. En cuanto a la edición de libros lo hace mediante El Mundo.

Mondadori sigue pronto los pasos de CDS, trasladando aquí la pugna que ambos grupos mantenían en Italia. Su éxito ha sido menor a excepción del campo de la edición de libros, ya que en 1989 adquiere, junto a Cofir, el 70% de Editorial Grijalfo, fundada en México pero asentada en España, que cuenta con cuatro editoriales y dos distribuidoras. Posteriormente compra Gráficas Toledo, con imprentas en la ciudad imperial y en Barcelona.

Otros grupos a destacar son Rusconi, Editrend y el Istituto Geográfico De Agostini.

4.2 A un panal de rica miel: ingleses (Pearsons, UN&M) y suecos (Bonnier) a la conquista del sector

Los ingleses son Pearson y United News & Media (UN&M). Los primeros, son pioneros en asentarse en España en campos como presa diaria, femenina, económica, publicaciones gratuitas y televisión, además de parques temáticos y edición de video. Los segundos mantienen una presencia activa durante unos cuantos años en el campo de las revistas técnicas a través de Pedeca Publicaciones Técnicas, aunque también en prensa gratuita.

Los suecos Bonnier, el mayor grupo nórdico de comunicación y multinegocios, han encontrado su hueco en España gracias a Globus Comunication, con una docena de publicaciones de tiradas medias (Casa&Jardín) y alumbrando nuevos títulos si el anterior no funciona como esperaban.

Pearsons, accionista de El Mundo como CDS, consiguió comprar en 1994 el 95% de la editorial Recoletos, responsable de publicaciones como Expansión, Marca o Telva y tiene participaciones en Port Aventura. UN&M entra en España en 1992 mediante Pedeca Publicaciones Técnicas. Actualmente es conocida como UPN España debido a los periódicos gratuitos.

Bonnier sigue siendo un grupo de comunicación muy equilibrado (magazines y revistas, libros, publicaciones para oficinas y empresas, films y vídeos, radio y televisión). Llega a España en 1990 bajo la denominación social de Globus Comunication, lanzando títulos como Casa&Campo, Cocina ligera, Embarazo sano…

4.3 Los holandeses (Wolters Kluwer, Reed Elsevier y VNU) y su predilección por la prensa especializada

Wolters Kluwers llega a España en 1986 al adquirir la editorial Praxis en Barcelona, creando Wolters Kluwer España. Se dedica a colectivos muy concretos y es el pionero en España en transmitir publicaciones en disquetes, CD-ROMs y online, a parte de seminarios y congresos.

Reed Elsevier tiene menos presencia. Sus publicaciones son muy especializadas y alejadas de los kioskos: Deformación Metálica, Instalaciones Deportivas, Riegos y Drenajes…

VNU posee un 25% de Bussines Publications España se dedica principalmente a las revistas de informática: PC Actual, Redes Telecom, PC Dealer…

4.4 La llegada de las televisiones generalistas privadas y su vinculación con otras cadenas europeas (Finivest -Berlusconi-, Leo Kirch y Canal Plus, … y de las digitales. La excepción de la radio

En 19878 se autorizan en España tres canales privados: Antena 3 Televisión, Canal + España y Telecinco. En los 80s se sufre el boom de las cadenas autonómicas, pero la televisión privada ofrece a los grandes grupos internacionales una nueva oportunidad, ya que están más versadas en el mundo de la televisión. Recordemos que la ley vigente no permitía a una persona o grupo poseer más del 25% de acciones de una cadena. Excepto en Canal + España, en la que Canal + Francia siempre mantiene el 25% de las acciones (excepto en la opa de 1995 cuando se reduce al 20%), los otros dos canales han sufrido un baile constante de cifras e inversores. En cuanto a la televisión privada, lo importante es invertir en contenido de productoras americanas (películas, series, documentales…) y en derechos deportivos (partidos, competiciones…). Después de muchos bailes, en 1999, Telecinco tenía un 40% en manos de Berlusconi mediante Mediaset (a la que se había traspasado Finivest), el magnate muniqués Leo Kirch un 25%, el Grupo de Correo con 25% y Planeta con 10%. Antena 3 Televisión contaba en principio con un 17% de capital extranjero, que posteriormente debido a las deudas de la cadena llegó a bajar hasta un 0,3% y finalmente, se realza a partir de 1997 con la inversión del 10% que consigue Pearson, antes de Telefónica.

Hay que tener en cuenta las productoras independientes que son las que crean contenido para las cadenas privadas y también interesan a las multinacionales. La holandesa Endemol Entertaiment se hace en 1995 con el 65% de Gest Music (Moros y Cristianos, Crónicas Marcianas) y luego con el 45% de Zeppelin. La distribuidora Salomon International se hace con Prime Time (Hostal Royal Manzanares, y la productora Europroducciones (Qué apostamos, el Grand Prix) se vincula con la mexicana Televisa. Otra productora a destacar es Globomedia (Médico de familia, Caiga quien caiga), cuyo principal accionista es Emilio Aragón. Sin olvidar las compañías de animación españolas como BRB Internacional (David el gnomo), D’Ocon (Los fruitis) y Cromosoma (Las tres mellizas).

La televisión digital y su implantación en España fue un caso aún más complicado. Durante 1996 Prisa y Antena 3 hacen varias emisiones de prueba en satélites. El 1 de Enero de 1996, Antena 3 emite cinco canales digitales para España y Portugal. No es solo que la televisión digital ofrezca mejor imagen y sonido stereo, si no que parece la televisión a la carta, previo pago. El primer grupo español de comunicación, PRISA (El País, SER, Canal +, Santillana…) no quiere que nadie se le adelante a la emisión digital, y su mayor competidor es la plataforma liderada por Telefónica. Después de hacer acuerdos y negociaciones con políticos, fabricantes de descodificadores, otros grupos, etc. PRISA se lanzará a la televisión digital con Canal Satélite Digital y Telefónica con Vía Digital.

Sobre la radio, no hay mucho que decir. No ha llegado a los ojos de las multinacionales, puede pensarse que porque su volumen de beneficios y negocio son bajos, pero también puede ser porque la radio española es buena y no tiene nada que aprender de otros países.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s